Alemania y EEUU atizan a Draghi

Editado por el 7 Febrero, 2017

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha declarado en el Parlamento Europeo que ni Alemania ni ningún miembro del banco “manipulan divisas”, en referencia a las acusaciones de la Administración Trump. El banquero ha defendido la unidad del euro y ha criticado la política de desregulación del sistema financiero de Estados Unidos.

El banquero ha insistido en su discurso en el Parlamento que las presiones inflacionistas subyacentes son muy moderadas y que son necesarias las medidas adoptadas. Y ha advertido que el Consejo del BCE está preparado para aumentar la QE (por sus siglas en inglés) en términos de tamaño y duración. Ha detallado que el ritmo de compra de activos será de 60.000 millones a partir de abril hasta diciembre.

“Lo último que necesitamos en este momento es una relajación de la regulación del sector bancario”, ha dicho Draghi, en referencia a las órdenes firmadas por Donald Trump de cara a revocar la principal ley reguladora estadounidense. “La idea de repetir las condiciones que había antes de la crisis es algo muy preocupante”, ha añadido.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Unas horas antes, el ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, no sólo rechazaba las acusaciones del principal asesor comercial del presidente estadounidense, sino que aprovechó la ocasión para culpar al Banco Central Europeo (BCE) por un tipo de cambio “demasiado bajo” para Alemania.

“Cuando el presidente del BCE Mario Draghi se embarcó en la expansiva política monetaria, le dije que impulsaría el superávit de exportación de Alemania”, señalaba el ministro alemán. En la misma entrevista también aseguraba que prometió entonces “no criticar públicamente” estas políticas, “pero no quiero ser criticado por las consecuencias de esta política”, subrayaba.

Por si fuera poco, el Bundesbank declaraba en paralelo que, el día en el que el BCE decidió comprar grandes cantidades de deuda, se produjo una notable depreciación del euro. Sólo en una ocasión anteriormente se había producido en un día una depreciación mayor del euro. El banco alemán considera que las informaciones relacionadas con el programa de compra de deuda pública han generado claramente notables reacciones a corto plazo en el tipo de cambio del euro.

El próximo jueves, Draghi se reunirá en Berlín con la canciller alemana Angela Merkel con el fin de discutir sobre diversos asuntos europeos. “Se trata de un encuentro como suelen tener lugar regularmente entre el presidente del BCE y jefes de Estado o Gobierno para hablar sobre asuntos europeos”, indicó un portavoz del BCE.