Telefónica y BT encabezan el asalto de las telecos al fútbol

Editado por el 18 Enero, 2016

Leo Messi, Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney o Antoine Griezmann van a percibir buena parte de su ficha de las operadoras de telecomunicaciones. Y es que las telecos europeas están acelerando su desembarco en la compra de derechos de emisión de los grandes torneos de fútbol, con BT y Telefónica a la cabeza de ese avance.

La pasada semana, Telefónica alcanzó un acuerdo con Mediapro para emitir a través de Movistar+ de los canales temáticos BeIN Sports LaLiga, con los partidos de Primera, Segunda y Copa del Rey las próximas tres temporadas, y BeIN Sports, con la Champions League y Europa League hasta la temporada 2017-2018. Según Telefónica, el acuerdo está valorado en 2.400 millones de euros.

En Reino Unido, BT y Sky sacudieron el mercado en 2015, al comprar los derechos de emisión de la Premier League entre las temporadas 2016-2017 y 2018-2019. El importe total del contrato superaba los 5.140 millones de libras (unos 6.670 millones de euros), un 71% más que en los contratos anteriores.

BT, que en 2013 lanzó el canal BT Sport, se hizo con los derechos de la Champions League y la Europa League entre las temporadas 2015-2016 y 2017-2018, por un importe de 900 millones de libras esterlinas (unos 1.180 millones de euros). La operadora ha presumido de ser la “nueva casa del fútbol” en Reino Unido.

En otros países, las telecos también están muy activas. Una de ellas es Altice. Su filial Portugal Telecom cerró recientemente un acuerdo para comprar los derechos del Oporto en las competiciones domésticas durante 10 años por un importe de 457 millones de euros. En Francia, Altice se ha hecho con los derechos de emisión de la Premier League, tras una pugna con Canal Plus, por un importe de 300 millones.

En Bélgica, Proximus TV, controlado por Belgacom, se ha hecho los derechos de emisión para televisión de pago de la Champions League y de la propia liga nacional. En la República Checa, O2 Czech Republic, antigua filial de Telefónica, adquirió los derechos de la Champions hasta 2018, al igual que Slovak Telekom en Eslovaquia y Turk Telekom en Turquía.

En Italia, el modelo parece diferente. Telecom Italia alcanzó un acuerdo con Sky Italia para alquilar cinco canales de televisión digital terrestre por donde emitir los partidos de la Serie A del Scudetto.

En Alemania, Deutsche Telekom estableció un acuerdo con Sky Deutschland para ofrecer a sus clientes los partidos de fútbol de la Bundesliga, cuyos derechos estaban en manos de la plataforma germana. La relación estará vigente hasta 2017. Deutsche Telekom había pugnado por estos derechos con Sky pero finalmente perdió. Las miradas se centran en saber qué sucederá en la próxima licitación.

Deutsche Telekom ha dejado claro su interés por los derechos de eventos deportivos, quedándose con la exclusiva en Alemania de la Euroliga de baloncesto. En Grecia, su filial OTE compró los derechos de la Champions.